Mis secretos·Sin categoría

Aquí empieza todo

Contador de visitas y estadísticas

En esta primera entrada contaré cómo me decidí a emprender este gran viaje.

pastas-de-colores-y-jarrita-para-el-cafe-de-la-merienda

Fui un día a comer con mi madre y su marido a un restaurante y me encontré con la madre de una amiga mía llamada Marta.

La madre me contó que su hija tenía pensado repetir su experiencia cómo Au Pair pero esta vez a lo grande, se quería ir a Estados Unidos.

Mi madre, al escuchar a la madre de Marta intentó convencerme para que me fuera yo también, pero no era mi momento.

Un día, paseando por mi pueblo me encontré a Marta. Hacía años que no la veía y quedamos para tomar un café. Me estuvo contando toda su anterior experiencia cómo Au Pair y me fascinó. Le dije que tenía miedo, cómo es normal, pero ella me apoyó incondicionalmente y al final tomé la decisión de seguir sus pasos, de ser Au Pair en USA.

Cuando llegué a casa lo comenté con la familia y estaban encantados, pero faltaba comentárselo a mi pareja. Es una persona que siempre me ha apoyado en todas las decisiones y no tenía ningún problema en decírselo, simplemente me preocupaba la distancia y cómo se iba a tomar él la noticia de que me iba a ir un año a Estados Unidos.

Lo encajó bastante bien y me animó a vivir esta experiencia. Me dijo que intentaríamos llevar una relación a distancia y así sabríamos si de verdad estamos hechos el uno para el otro.

Debo de dar las gracias a mi familia por estar a mi lado en todo el proceso, animarme y apoyarme incondicionalmente, a mi pareja, por ser tan comprensivo y ayudarme en todo lo posible y sobretodo, a mi amiga Marta: por tomarse un café conmigo y contarme todo lo que yo necesitaba escuchar para decidirme.

Mi consejo

Chicas y chicos:

Es una experiencia única que en unos años ya no se va a poder hacer. Si tenéis pareja, no os preocupéis, si os anima es que vale la pena y si no, quizá no estáis hechos el uno para el otro. Comentarlo con la familia que seguro que tenéis su apoyo y si tenéis la oportunidad, hablad con alguna persona que haya vivido una experiencia parecida.

Arrepiéntete de lo que has hecho y no de lo que has dejado de hacer.

Pero…Shht! Es un secreto…!